lunes, 18 de noviembre de 2013

Castigado por no copiar

Usar el copiado como mecanismo orientado a maximizar la eficiencia en la automatización industrial.

Desde nuestras más tempranas etapas de formación académica, siempre se nos ha inculcado lo poco apropiado que era copiar. Un angelito chiquitín, representante del lado bueno de nuestra conciencia, desde lo alto de nuestro hombro nos susurraba al oído: Se original, haz las cosas por ti mismo y no tomes el camino fácil de copiar de otros o de ti mismo. La mayoría, obediente, seguían el camino recto. Como contrapunto, al menos en mi época, algunos estudiantes de ingeniería decidían prestar más atención al diablillo gracioso del otro hombro y se deslizaban hacia el lado oscuro ayudando en el camino a HP a aumentar sus ventas comprando calculadoras HP48G. 
Sí, silbad, silbad mirando al cielo. Sé que no os comprasteis esas calculadoras por sus grafiquitas o por la gracia de tener que introducir las operaciones en un orden poco ortodoxo. 

Bueno que me desvío del tema. Toda esta introducción viene al caso porque lo que en la vida académica era muy cierto puede entra en contradicción con la eficiencia que ha de imperar en cualquier proceso productivo y de automatización. No hay nada más eficiente que replicar lo que está bien hecho tan rápida y repetidamente como sea posible.
En automatización industrial algunas prácticas de este tipo son habituales, como aprovechar librerías de unos programas a otros en el caso de los PLC's o descargar desde PC las mismas configuraciones a servomotores para aplicaciones similares. 

No obstante, existen otros dispositivos menos obvios en los que también podremos aprovechar este principio de eficiencia mediante copia para optimizar nuestro tiempo y minimizar errores de configuración o programación. Os presento algunos de ellos.

Reguladores de temperatura.

La serie KT4H de Panasonic dispone de un puerto para conexión a PC desde el que podremos descargar un archivo de configuración previamente salvado.




Sensores de presión.

Equipos como los DP100 disponen de una útil función de copia entre dispositivos. Ideal para fabricantes que realicen reiteradamente las mismas configuraciones de regulación de presión. En el siguiente video veréis una demostración del uso de esta función.



Fibra óptica y láser.

Diversos amplificadores de fibra óptica como las series FX300 o FX500, así como en láser la serie LS500, incorporan un puerto infrarrojo de comunicaciones que además de para otros usos se puede utilizar para copiar la configuración de un equipo a otro en cascada hasta un total de 16 dispositivos.



Barreras de seguridad.

En las barreras de seguridad Panasonic como las SF4B o SF4C, funciones avanzadas como el blanking o blanking flotante pueden ser copiadas de forma sencilla gracias al uso de una consola manual.


Después de este repaso os invito a que ahora, en vuestra etapa profesional, levantéis la cabeza con orgullo y digáis sin complejos que nadie copia como vosotros y que gracias a eso vuestra empresa es más competitiva cada día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cookieassistant.com