lunes, 17 de marzo de 2014

La peor introducción a... Los bloques de función

Añorando su uso generalizado en el día a día

Al final me he decidido, no he querido dejar solita en este mundo a mi primera "peor introducción a...". Y no os penséis, hacer algo mal es fácil, pero hacerlo lo peor posible requiere su trabajo. Así que me voy a esforzar por hacer un buen destrozo a la teoría de "Los bloques de función ".

Simplificando bastante (que para profundizar ya están la Wikipedia y los libros de texto), los bloques de función o FB (Function Block) cumplen dos tareas básicas: simplificar y reutilizar.
La idea es "empaquetar" una tarea programada relativamente compleja que prevemos nos pueda ser de utilidad en el futuro. Este "paquete" será una caja negra de la que nos importará poco su contenido (siempre que cumpla su función) y que alimentaremos con variables de entrada para obtener unas determinadas variables de salida. Un ejemplo de bloque de función podría ser un reloj astronómico en el que como
variables de entrada daríamos latitud, longitud y fecha para obtener como variables de salida las horas del orto y del ocaso. La secuencia interna es larga de programar, pero una vez validado el funcionamiento y empaquetado como bloque de función solo necesitaremos unas pocas variables de entrada para obtener los resultados. Será simple y reutilizable.


(Será mejor que le de un giro a esto)

Y digo yo, ¿por qué algo tan estupendo no es de uso generalizado en nuestra vida diaria? ¿Por qué no se nos enseña desde pequeños las bondades de los bloques de función?
A mí me vendría de perlas cuando mi hija me preguntase: ¿De dónde vienen los niños?
Yo le diría, muy fácil hija. Papá y mamá son las variables de entrada del FB "TenerHijos" y el nene o nena, la salida. Lo de dentro no tiene que preocuparte ya que papá intenta aprovechar siempre que puede para depurar el código del programa. Tres palmaditas en la espalda y marchando una de Dora exploradora. Qué bien me vendría el recurso de las FB!
Seguramente nuestra estimada infanta Doña Cristina también hubiese deseado tirar del recurso de las FB en alguna ocasión.
Pues sí su señoría, Iñaqui usó un bloque de función que necesitaba mi firma como entrada y dio como salida una "jartá" de pasta y un apartamento en Torrevieja. Y mire usted, del interior de la FB no me preocupé como es lógico.
O por supuesto la FB para crear éxitos del cine español. Como variables de entrada bastaría incluir a Cañita Brava, Carmen de Mairena, Jesulín "toatoatoa" de Ubrique y Santiago Segura, y a la salida tendrías un Torrente como un piano con una facturación millonaria. ¿Lo de en medio? Bahhh no importa. Con esos ingredientes hay tanto arte concentrado que el éxito de la FB está asegurado. ¿Qué no? Tiempo al tiempo, Torrente 5 está en camino.
Y si lo meditamos, seguro encontraremos un largo etcétera de casos prácticos en los que se podrían utilizar los FB.
En fin, yo creo que ya habréis visto por donde van los tiros en esta materia. Ahora por vuestro bien os aconsejo que olvidéis todo lo leído y, si os interesa el tema, que busquéis una fuente más respetable de la que empaparos.
Por cierto, os avanzo, no descarto hacer una tercera entrega. Avisados estáis.

#Fin de programa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cookieassistant.com