lunes, 28 de abril de 2014

Sensores con mirada de halcón.

Detección precisa de objetos con sensores fotoeléctricos.

Hace algunas semanas os hablé de los sensores trigonométricos y sus bondades para detectar elementos de color variable. No entré a valorar cuan precisos eran en su detección transversal (detección del objeto en la dirección perpendicular al eje de emisión del haz de luz) y en la entrada de hoy me quiero centrar en ese aspecto. Al igual que Rompetechos no tenía digamos... la mirada de un Terminator, en sensórica también encontramos detectores de reflexión directa con precisiones muy dispares. Esta precisión viene en gran medida vinculada al diámetro del spot (haz de luz) en el punto de la detección. 


En muchas ocasiones no es necesaria una detección muy rigurosa, pero para aquellos casos en los que necesitéis hilar fino, os  enumero a continuación algunas opciones basadas en diferentes tecnologías de detección que podéis encontrar de la mano de Panasonic.



FIBRA ÓPTICA

Una solución clásica y ampliamente utilizada sería incorporar lentes a las fibras ópticas para conseguir enfocar el haz de luz según nuestras necesidades. Hay a nuestra disposición diversas lentes para conseguir diámetros de spot y distancias de enfoque diferentes. Conseguir spots de diámetro de décimas de milímetro no será ningún problema.




En la familia de sensores universales CX400 existen algunos modelos especialmente pensados para detecciones precisas con la óptica adaptada para tener un spot reducido a grandes distancias. No llegaremos a la precisión extrema de la fibra óptica, pero aumentaremos considerablemente la distancia de trabajo.




Siguiendo con las fotocélulas, pero en tamaño ultracompacto, encontramos también opciones para obtener una buena precisión en la detección. La serie EX20 será ideal si tenemos problemas de espacio. 





Para trabajar a mayores distancias es buena idea dar el salto a la tecnología láser. Así en el mismo formato miniatura que en la serie EX20 encontramos el sensor láser EXL200 con el que dispondremos de un spot de 1mm a una distancia de 300mm.





Con el láser LS500 de cabezal y amplificador independiente obtendremos además de un haz de luz de diámetro contenido, una emisión coaxial del mismo (el eje de recepción está virtualmente superpuesto al de emisión) permitiendo por ejemplo, hacer detecciones a través de orificios de pequeñas dimensiones.




Por último os hablaré del sensor cromático LX100. En este caso en lugar de un spot circular dispondremos de un spot rectangular de pequeñas dimensiones (1 x 5mm). Adicionalmente, su concepción como detector cromático, nos permitirá detectar y discriminar un objeto por su color exacto. 


Dejaremos para futuras entradas del blog las opciones disponibles para detecciones precisas tanto en sensores con espejo como barreras fotoelétricas que serían las opciones complementarias a las aquí expuestas para poder completar este repaso.

Saludos y hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cookieassistant.com