lunes, 23 de junio de 2014

Programar a la velocidad de la luz y sus consecuencias.

Demostración de los efectos de la relatividad sin necesidad de asomarse a un agujero negro o comprar una USS Enterprise en eBay.


Quien más quien menos habrá oído hablar de un tipo entrañable y con tendencia a sacar la lengua en las fotos llamado Albert Einstein. Seguramente tendréis también conocimiento más o menos profundo de la "Relatividad general" y sus consecuencias teóricas (aquellas que debemos llevar apuntadas en móvil si nos aproximamos a la velocidad de la luz). Se dice que estos efectos de la teoría no son apreciables en nuestra vida cotidiana (salvo que seas William Shatner), pero ante eso debo alzar la voz y decir "FALSO". Esos efectos los puede notar cualquiera todos los días si se relaciona con un programador, que aunque parezca que no se mueve de su silla, debe estar viajando a una velocidad cercana a la de la luz a tenor de las pruebas observables. Os lo pondré de manifiesto a continuación con algunos ejemplos.

Ejemplo 1. DILATACIÓN DEL TIEMPO

Como consecuencia de la inmutable velocidad de la luz, la teoría de la relatividad nos indica que para un observador externo, el tiempo de un sujeto que viaje rápidamente se dilata respecto al suyo. Vamos que si eres un astronauta y te pasas acelerando, cuando vuelvas a la tierra habrán pasado un montón de años y te la encontrarás llena de monos parlantes (tu tiempo se habrá dilatado). Eso a priori parece difícil de comprobar en el día a día, pero no si eres programador o te relacionas con alguno. 

Tiempo según el punto de vista del programador:
Llega a la oficina. Se prepara un café. Se sienta. Escribe un 1% de lo que tenía previsto hacer en el día, se cruje el cuello y levanta la vista del monitor.
Tiempo percibido: 5 minutos.

Tiempo según el punto de vista del personal que le rodea:
El programador llega a la oficina. Se prepara un café. Se sienta. No se mueve del sitio en 5 horas. Se queda solo mientras el resto se va a comer. Sigue inmóvil en su silla. El último en dejar la oficina le pone un orinal debajo de la silla por si las moscas. La estampa se demora varios días más. El programador se cruje el cuello y levanta la vista del monitor. 
Tiempo percibido: Semana laboral completa de lunes a viernes.

Si esa no es la dilatación temporal, que venga Einstein y lo vea.

Ejemplo 2. CONTRACCIÓN DEL ESPACIO

Otros de los efectos relativistas es la contracción de las dimensiones espaciales de un cuerpo que se desplace a velocidades cercanas a la de la luz. Y paso a demostrarlo con el ejemplo número 2. El programador (bajo los efectos relativistas) indicará al observador externo (su jefe por ejemplo, o.e. en adelante) algo del estilo: "he tenido que dedicar un poco de tiempo (una eternidad para el o.e. por efecto de la dilatación antes mencionada) para corregir un "bug" en el programa originado por... bla, bla, bla... que impedía que la variable trocoliana... bla, bla, bla... llegara al 100% y dejaba un enorme espacio vacío en la barra de progreso que hay ubicada en la pantalla. Compara, compara tú mismo la enorme diferencia", dirá con "hinchamiento" de pecho asociado.
Gracias al efecto lupa que se produce al acercar la cabeza a un objeto en sincronismo con un "achinamiento" ocular, el o.e. podrá apreciar a duras penas una linea vacía de 1 pixel de ancho en la barra de progreso incompleta antes de la corrección. Como vemos una nueva evidencia de que el programador debe estar desplazándose a una gran velocidad y que ello implica percepciones dispares en relación a las dimensiones de un objeto. Enorme para uno, minúsculo para otro.

Ejemplo 3. NADA VIAJA MÁS RÁPIDO QUE LA LUZ

Simple. Nada puede viajar más rápido que la luz. Y como diría un sabio que vi una vez en televisión, eso es así aquí, en Pekín y en Pocón. El programador lo sabe bien y es por eso que cuando se le insta a finalizar una tarea más rápidamente, él contesta con contundencia que es imposible. Si él programa a una velocidad cercana a la de la luz y nada puede ir más rápido que la luz, entonces no se puede programar más rápido de lo que lo hace. Un silogismo sin  fisuras desde luego. 

Seguramente, vosotros mismos hayáis detectado peculiaridades en los programadores como desear tener 8 dedos por mano para contar en hexadecimal o dibujar una sonrisa cada vez que tienen la oportunidad de usar la linea de comandos de Windows.. No se trata de excentricidades ni manías, son la mayoría secuelas del impacto que en su cuerpo y mente tienen los efectos relativistas. 
Sed considerados. Sed comprensivos con los programadores. La velocidad de la luz desgasta mucho. 

Saludos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

cookieassistant.com