lunes, 27 de octubre de 2014

Previsión de la demanda eléctrica

Conocer el consumo previsto para evitar facturas imprevistas

Yo de mayor quiero ser futurólogo. Quiero llevar una túnica con brillos, cadenas y anillacos al más puro estilo M.A. y ponerme las gafas del revés que al parecer es el secreto para ver... másss allaaaaaá. Vamos que quiero ser Rappel. Debe estar bien eso de tener el don de la clarividencia y además admiro de él su altruismo, ya que seguro que acude gratis a todos los programas de televisión para ayudar a la gente sin pedir nada a cambio. Que digo yo que debe vivir de acertar siempre que quiera a la lotería... pero sin abusar.
Por desgracia no he nacido con el don, las túnicas no me quedan nada "cool", con las cadenas lo que parezco es el primo de "el niño del meshero" en fiestas (¿dónde andará por cierto?) y las gafas del revés se me caen continuamente. 
Pero aunque acertar a la lotería me quede lejos, sí que puedo gracias a algunos componentes de automatización predecir en cierto modo el futuro y que repercuta positivamente en mi economía. Y para no hacerme mucho el interesante procedo a explicarme sin más dilación.. 
Hace un par de semanas os hablé de cómo contener en parte la factura eléctrica contratando la potencia apropiada en base a nuestras necesidades. El problema de ajustar al máximo nuestra potencia contratada es que será más probable que en momentos puntuales combinemos nuestras cargas de tal modo que la sobrepasemos. Eso, en función del tipo de contrato de suministro que tengamos, puede conllevar asociada una penalización económica en la factura eléctrica. Para evitar esa desagradable circunstancia nos vendría muy bien el don de Rappel. Ser capaces de prever con antelación que eso va a suceder para actuar en consecuencia desactivando cargas y manteniendo a raya la potencia instantánea total. A la espera de que nuestras capacidades en ese sentido se desarrollen, nos podemos ayudar mientras tanto de equipos de medida que lleven esa función específica de serie. Os propongo el uso de medidores como el KW9M de Panasonic que en base a cálculos matemáticos definidos por la norma IEC61557-12 puede detectar con antelación la demanda prevista en un periodo de 1 a 60 minutos para detectar el rebasamiento del umbral que definamos. 
Sin entrar en detalle del tipo de cálculos que define la norma, podríamos decir que lo que se intenta es detectar una tendencia para estimar la demanda durante un "bloque" de duración comprendida entre 1 y 60 minutos. Ese cálculo lo podremos iterar con bloques solapados o con bloques fijos. En el primero de los casos definimos la duración del bloque y el desfase entre un bloque y el siguiente, o lo que es lo mismo, cada cuanto volvemos a calcular la previsión de demanda durante un bloque. Lo veremos más claro en el siguiente gráfico en el que se han definido bloques de 15 minutos y un desfase de 1 minuto.


En el segundo de los casos definiremos simplemente la duración del bloque y estos serán simplemente encadenados. Al finalizar un bloque se calculará la demanda prevista par el siguiente. Volvamos a recurrir a una ilustración de ejemplo.


Para dar uso a esa información lo que faltará es estar atento a la alarma generada si sobrepasamos el límite fijado en esta estimación. Esta alarma la podemos recoger por comunicaciones o como señal física si la asociamos a una de las salidas del equipo. 
Estoy de acuerdo con vosotros en que este mecanismo no tiene el mismo encanto que acariciar una bola de cristal o soplar enérgicamente entre los dedos índices y pulgares formando un triángulo, pero a día de hoy es al único que le puedo otorgar cierta validez. 

Me despido sin más como uno de los grandes deseando... 

Bendiciones y buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cookieassistant.com