lunes, 22 de diciembre de 2014

Sensores de presión

Breve aproximación a sus características y selección.

Hola a todos. Hoy toca hacer un repaso de unos equipos muy utilizados en la industria desde hace años y que tienen más opciones y particularidades de las que a priori puede parecer. 
En el mercado nos podemos encontrar básicamente dos tipologías: los mecánicos y los electrónicos.


Nos centraremos en esta entrada en los modelos electrónicos que son los que nos ofrecen más opciones y “sorpresas” ocultas. 
Primero de todo lo que deberemos es hacer una clasificación respecto a estas tres características básicas: fluido aplicado, tipo de presión y puerto (toma) de presión.

lunes, 15 de diciembre de 2014

NPN puede ser la elección correcta

Repasando una de las ventajas a tener en cuenta frente a PNP en las salidas de autómatas.

No voy a dar una clase teórica sobre las características y diferencias de los transistores PNP y NPN ya que hay lugares más propicios que este blog para aprender electrónica de una manera formal. Lo que voy a hacer hoy es destacar una característica que en el caso de algunos autómatas podemos encontrarnos a la hora de decantarnos por una u otra opción. 

lunes, 8 de diciembre de 2014

Medir sobre film

Un par de trucos para ayudaros en las medidas en continuo sobre film plástico.

No es raro para los que trabajan en proyectos en los que se ven implicadas bobinas de film plástico que tengan que lidiar con aplicaciones en las que deban tomar medidas analógicas sobre el propio producto. Un par de aplicaciones típicas pueden ser la medida del grosor del film como control de calidad o la posición del mismo para, por ejemplo, conocer la holgura o tensión en algún punto del recorrido. 

Un buen aliado para este tipo de aplicaciones sería un sensor láser de medida como este estupendo, compacto, fiable, preciso, económico y bien perfumado sensor de Panasonic, así, por nombrar uno al azar y sin ánimo de lucro. Pero independientemente del sensor utilizado, os quiero dar un par de truquillos que quizá podáis aplicar (puede que ya lo hagáis). 

Medir espesor 

La opción más evidente pasaría por medir desde ambos extremos con algún instrumento en forma de herradura o con dos sensores enfrentados y haciendo el cálculo a posteriori. 


Pues bien, una manera más sencilla de resolverlo pasaría por buscar un punto de referencia fijo por donde el film deba pasar y apoyar una de sus caras para tomar allí la medida con un único sensor.


Dado que tenemos un lado siempre en la misma posición, si le asignamos un valor 0 de referencia a esa distancia, la lectura del láser en la otra cara no será otra que el grosor del producto. En caso de no existir un punto donde se pueda aplicar, podemos pensar en poner un rodillo intermedio sin ninguna otra utilidad que ayudarnos en la medida. 


Medir holgura sobre film transparente 

Como comentaba antes, podemos saber la holgura del producto en un punto concreto si medimos la posición. Si medimos desde arriba, más holgura es igual a más distancia. A priori fácil de resolver con un láser de medida. 


No lo es tanto si el film es muy translúcido o en el peor de los casos, totalmente transparente. En esos casos podemos optar por la medida indirecta sobre un material opaco que nos facilite la tarea. La idea es "reposar" sobre el film a medir un material de grosor conocido en el que no tengamos dificultades para leer. Esto lo podríamos conseguir de varias formas, como por ejemplo con un rodillo con libertad de movimiento vertical o con alguna cinta fija, pero floja que se apoye sobre el film. Lo veréis mucho mejor con un dibujo. 


Igual alguno de vosotros ha resuelto aplicaciones similares de un modo mejor. No dudéis en compartir vuestra experiencia para que la comunidad tenga el abanico de recursos más completo posible. 


Saludos.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Parecidos y nada más...

Cuando no es suficiente juzgar por similitudes externas.

Hoy vengo únicamente con la intención de poner en alerta vuestra capacidad de observación y análisis. A poner de manifiesto que un primer vistazo no es suficiente para realizar una comparativa y que en ocasiones elementos parecidos resultan ser muy diferentes bajo una observación un poco más detallada. Innovar en el diseño no siempre es un objetivo para las empresas y en ocasiones las diferencias entre productos no es en el exterior donde especialmente destacan. Lo vemos a diario en la vida cotidiana y todos lo sabemos. Poned por ejemplo en el buscador de imágenes de Google "el feo de los Calatrava" y veréis como aparece Mick Jagger en los primeros resultados. Similares por fuera, pero muy diferentes sobre el escenario. 
Pues en el terreno industrial pasa tres cuartos de lo mismo. Hay algunos productos de diferentes fabricantes que son externamente tan similares que parecen haber salido del mismo "horno" (y en ocasiones es así, pero eso lo dejamos para otra ocasión) pero que en realidad son muy diferentes en cuanto a funciones disponibles, modo de uso, calidad de sus componentes o control de calidad en su producción. Este tipo de comparativa superficial lo he visto aplicar a componentes sencillos como inductivos o fotocélulas, pero también en elementos complejos como autómatas o equipos de visión artificial. Un simple parecido estético parece suficiente para un juicio rápido y que no nos haga perder el tiempo. Si se parecen, elijo el más barato...
Pues no es lo más recomendable como digo, ya que si todos actuásemos igual cualquier día veríamos a Toñi Salazar defendiendo las canciones de Aerosmith en los conciertos. 
Total, a lo que iba. Que la falta de originalidad en los diseños no os nuble vuestra capacidad de análisis y os impida valorar lo verdaderamente importante de los productos: calidad, funcionalidad y por supuesto precio y servicio asociado. 

Hasta la próxima.
cookieassistant.com