lunes, 2 de marzo de 2015

Comprar un coche como ejemplo de adquisición de maquinaria.

Una visión ¿inverosímil?


Negociación inicial con Concesionario MI COCHE.

- Me interesaría comprar un coche.
- Pues le recomiendo éste. Incorpora 6 airbags y ABS para su seguridad y la de su familia. Así como…
- ¿Precio?
- 21.000€ en su versión estándar.
- Ok. Ya hablaremos.
- Pero ¿no le interesa conocer los resultados Euro NCAP de seguridad…? -iba diciendo el vendedor a la espalda del potencial cliente mientras se alejaba-

Negociación inicial Concesionario HOGAR DEL CAR.

- Me interesaría comprar un coche.
- Hoy por hoy, una buena opción sería este modelo híbrido con el que ahorrará un 30% de combustible al año y además…
- Ya, ya. ¿Precio?
- 23.500€
- Ciao bambino, tengo la información que necesitaba.

Negociación inicial con Concesionario T-TY-MO (antes conocido como concesionario TET-IMO y antes TE_TIMO directamente).

- Me interesaría comprar un coche.
- ¿Qué precio quieres?
- Lo más bajo posible
- ¿Y qué quieres que tenga?
- Lo básico. 4 ruedas, un volante.
- 5.000€. Pago por adelantado.
- Yeeepa! Trato hecho.

El día de la entrega…

- Aquí tiene el encargo que nos hizo
- Pero esto no es lo que tenía en mente.
- Es exactamente lo que pidió. 4 ruedas, un volante y lo más barato posible.
- Pues no me vale. Habrá que incluir un motor, espacio para más ocupantes…
- Ese tipo de modificaciones con el coche ya fabricado no son nada baratas. Prepararé un presupuesto.

Días después.

- Aquí tiene.
- ¿20.000€? Es una barbaridad.
- Es lo que cuestan las modificaciones. Ah y pago por adelantado.
- Y ¿lleva motor híbrido, airbag, ABS?
- No, eso incrementaría el coste considerablemente.
- Ya no me puedo tirar atrás, proceda.

A la entrega.

- Ya tenemos listo el coche. Al final se ha llevado más tiempo de lo previsto y ha supuesto un sobrecoste del 10%. En cualquier caso, aquí tiene. Hemos podido integrar un motor y tiene espacio para más ocupantes.


- Le dejo copia de la factura. Serán 5.000 por el diseño original, 20.000 por las modificaciones y 2.000€ por partidas imprevistas. 27.000€ en total de los cuales ya abonó 25.000. Un placer haber tratado con usted. Da gusto negociar con compradores profesionales. (Y se fue silbando)

Moralejas podríamos sacar varias de esta historia sin pies ni cabeza.

1. Antes de comprar algo. Especifica bien tus requerimientos.

2. El precio es un factor primordial, pero no el único. Valora todos los beneficios implícitos. 

3. Desconfía de aquella oferta que por económica destaque demasiado entre sus competidoras.

4. Revisa el historial de tu posible proveedor antes de confiar en él.

Por suerte y para nuestra tranquilidad, una situación así jamás la encontraríamos en la adquisición de maquinaria industrial… ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cookieassistant.com