domingo, 19 de abril de 2015

Un paseo por la feria

He de reconocer que no me pierdo ni una feria. Me refiero a las ferias de mi pueblo, la de los coches chocones y el tren de la bruja. Esas en la que coincides con el primo que hace un año que no has visto (y fue en la feria como no) y los compañeros de EGB. Buen momento por cierto para hacer una evaluación cualitativa y cuantitativa lo sobre canoso, calvo, gordo, arrugado y viejuno en general que estás respecto a otros representantes de tu generación.

También cuando puedo acudo a las ferias profesionales, ya sea como visitante o expositor. Son interesantes puntos de encuentro entre clientes y proveedores que permiten iniciar contactos que muchas veces son extremadamente provechosos. 

lunes, 13 de abril de 2015

Contar de manera eficiente

Conocer el coste energético de cada pieza producida

Lo reconozco, me enloquecen los números. Para las letras un desastre, pero las cuentas me encantan. Recuerdo mirar boquiabierto de niño la tele, viendo a un tipo con gafas frente a una pizarra llena de  filas de números a sumar. De repente el presentador de turno accionaba un cronómetro y aquel personaje empezaba, a la velocidad del rayo, a repasar de arriba abajo la operación. “Brrurrgrreurrrgrrrreeuuurrre, cuatro, bbbtreegrrrruggarrroorr, ocho…” (literalmente esos eran los ruidos). Fascinante. También tengo grabada a fuego la escena de los palillos de Rain man, del resto de la película no me acuerdo de nada, pero lo de los palillos “esturreaos”, alucinante. Se rumorea que en aquella época metieron en formol a Tom Cruise y lo sacan de tanto en tanto para hacer un Mission Impossible. Ciertamente es la única explicación coherente para que entonces el tipo tuviera 15 años más que yo y ahora sea al revés. 
cookieassistant.com