lunes, 4 de mayo de 2015

Ethercadenado

Desde hace unos años estamos viendo una agradecida evolución hacia los protocolos abiertos en las comunicaciones industriales. Ahora parece tocarle el turno a los buses digitales para los controles de ejes y el vencedor, a tenor de las apuestas de los fabricantes, es sin duda el Ethercat. Existen ya un buen número de fabricantes de controladores, accionamientos y servomotores con equipos en el mercado y cada día aparecen novedades en este sentido. 

Suena bien entonces para el usuario. Abundante oferta donde elegir, equipos compatibles entre sí y la libertad de no verse atado a la solución propietaria de un fabricante. Pero… y por desgracia siempre hay un pero, resulta que algunos fabricantes han decidido ponerle puertas al campo y “capar” deliberadamente la capacidad de combinar sus controladores con equipos de terceros. Este es por ejemplo el caso de… aaahchisss. Vaya, que inoportuno estornudo.

La cuestión es que si empezamos a restringir la conectividad, que es lo que hace atractivo a un protocolo abierto, estamos consiguiendo lo que internacionalmente se conoce como un “make a bread with wafers” (hacer un pan con hostias en la lengua de Cervantes). El paso adelante respecto a la tecnología existente ya no es tal y las bondades prometidas se esfuman cual atisbo de monogamia en Julio Iglesias (y lo sabes). 

En definitiva, que si decidimos jugar al juego de la compatibilidad, juguemos sin ases en la manga y que el mercado reciba lo que demanda. Después de todo, nadie ha obligado a nadie a dejar de lado los buses propietarios.

1 comentario:

  1. Ya se sabe que esto de la standarizacion es algo bueno. Por eso cada cual crea el suyo

    ResponderEliminar

cookieassistant.com