martes, 1 de septiembre de 2015

Garantía de dormir tranquilo

He de reconocer que soy un comprador compulsivo de chorradas chinas. No me refiero a ir al todo a 100 de la esquina y salir cargado de fundas de móviles y gatos que saludan bajando la pata. Quiero decir que para comprar algún gadget electrónico o chorraditas varias, acudo a páginas web de proveedores asiáticos que suelen tener un catálogo inmenso y precios de derribo. 

En alguna ocasión, esto mismo que hago yo a título personal, me lo he encontrado a nivel profesional. Fabricantes de maquinaria que me explican que compran esto y lo otro a China directamente vía web, a los que yo llamaría un “fearless people”. Incoherente diréis, si yo práctico lo mismo. Pues no estoy de acuerdo y me explico. 
cookieassistant.com