lunes, 30 de diciembre de 2013

Un mundo Chiquito

Soluciones para los problemas de espacio en las máquinas.

Me voy a esforzar. Reuniré toda la fuerza de voluntad que pueda para no tupir el post de frases antológicas como "pecadorrr de la pradera", "grijande morr" o "fistro duodenar". La verdad sea dicha, poco tiene que ver el tema del artículo con el humorista malagueño, pero quería hablar de componentes de tamaño reducido o pequeño, vamos chiquitos y a partir de ahí pues ya tenemos título y fotillo de cabecera. Además, que levante la mano el que no se haya intentado hacer el gracioso hablando el chiquitistaní y no le tenga algo de cariño a tan peculiar personaje.

Y ahora al turrón, que es una frase muy apropiada para estas fechas. 

lunes, 23 de diciembre de 2013

Huir del defecto distorsión de abuela.


El arte de hacer valoraciones razonadas que se ajusten a las necesidades reales.

Lo queramos o no, todos los días de nuestra vida tenemos que tomar decisiones. Algunas son sencillas como elegir la corbata que ponerse y otras no tanto, como comprarse un coche o un piso. Evidentemente, en lo profesional no podía ser menos y también los fabricantes de maquinaria han de estar constantemente decantándose entré diferentes opciones. De hecho, de las más habituales es el determinar que componente es el más adecuado para una función concreta. Qué sensor, qué PLC, qué servo... En este punto es en el que interviene el sentido común y el defecto de distorsión de abuela. Defecto al que yo mismo he puesto nombre en honor a mi abuela claro está. Os resumiré su origen.

lunes, 16 de diciembre de 2013

De las cosas de Internet al Internet de las cosas

La revolución inminente que también afectará al entorno industrial.

Años 90, sinónimo en mi vida de tiempo libre a manos llenas. Tanto, tanto, que navegar por un recién popularizado Internet a lomos de mi aerodinámico Modem US Robotics de 56kbps me parecía un buen modo de pasar el tiempo.

No es que hubiera demasiado contenido útil, al menos en castellano (el spanglish no estaba todavía entre las lenguas que dominaba), pero me emocionaba pensar que estaba disfrutando de una época importante de la historia. Yo, adolescente de clase media, conectado al mundo desde mi habitación. No había duda, eso tenía que ser el futuro sí o sí. 

lunes, 9 de diciembre de 2013

...y como resumen. Si se pone en rojo me avisas.

Simplificar el trabajo en planta transmitiendo información mediante el uso de colores básicos.

En nuestra vida cotidiana estamos acostumbrados a que ciertos colores tengan un significado o connotación asociada. Por ejemplo, si tuviéramos que codificar con colores las puertas de unos baños públicos, seguramente la mayoría de nosotros pintaría la puerta de señoras de rosa y de azul la de caballeros. "Modennos" anti-clichés y algún que otro daltónico no asesorado quizá propondrían otra cosa, pero en general coincidiríamos. 

El entorno industrial no es ajeno a este tipo de asociación y también podemos destacar algunas referencias a colores para representar algún concepto. Quizá una de las referencias más habituales en planta sería la utilización de la expresión coloquial “menudo marrón”, pero no es precisamente el color que tenía en mente destacaros. Nos es sin embargo mucho más útil y constructiva la convención universal del significado del verde, naranja y rojo.

La mayoría de nosotros coincidimos en valorar el color verde como una certidumbre de funcionamiento correcto, el naranja como una situación que requiere nuestra atención y el rojo como el color más apropiado para transmitir un estado de alarma.

En el ámbito industrial el uso de esta información codificada puede ser de gran ayuda ya que permite con un rápido repaso visual del entorno saber si debemos prestar más o menos atención a los dispositivos que nos rodean. Además este repaso se puede realizar a una distancia mucho mayor a la que nos restringiría la lectura directa de valores númericos o mensajes escritos.

A continuación repasaré con vosotros algunos dispositivos Panasonic que nos permiten interactuar con el usuario siguiendo esta filosofía.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Las tres leyes de Asimov aplicadas a la maquinaria industrial.

Las implicaciones de las 3 leyes de la robótica definidas en las ficciones de Asimov también son útiles en automatización industrial.

Isaac Asimov, escritor prolífico donde los haya con más de 400 libros escritos, fue una destacada figura durante décadas en los géneros de ciencia ficción y divulgación científica. Era común en sus obras de ficción con la robótica como eje principal, la utilización de "las tres leyes" como núcleo a partir del cual se construía toda la inteligencia artificial presente en los robots.
Esas tres reglas son las que siguen y su implicaciones también pueden sernos de utilidad en la realidad que nos rodea en el ámbito de la automatización industrial.
cookieassistant.com