• Acordar y acotar los objetivos

     

    Estamos en época de recibir las notas finales de nuestros hijos. Mi hija mayor, ya en el instituto, me preguntó hace unos meses. ¿Si saco todo excelentes al final del curso me compras un móvil? Yo acepté.

    Pues ha sacado todo excelentes menos 1 que ha sido notable. Con orgullo me ha presentado las notas y me ha preguntado por el móvil. Yo le he felicitado por el resultado y le he indicado que del teléfono “naranjas de la China”. No ha conseguido el objetivo acordado previamente y por tanto, no corresponde. Yo habría dado por bueno el resultado que ha conseguido si me lo hubiera propuesto desde el inicio, pero no lo hizo. El trato era todo excelentes = móvil, y lo definió ella. 

    Toda esta introducción viene a colación de remarcar lo importante de acordar un objetivo y resultado válido para todas las partes implicadas.

    En automatización, con aplicaciones intrínsecamente complejas, es especialmente pertinente acordar entre proveedor y cliente qué es lo que queremos conseguir teniéndolo lo más acotado y acordado posible y siendo válido para ambas partes. De lo contrario, podemos entrar en una espiral de dificultades y desencuentros que no benefician a nadie.

    Años atrás, entre otras gamas de producto, vendía equipos de visión artificial. En este tipo de aplicaciones los factores que intervienen son múltiples. Iluminación, características y variabilidad del producto, velocidad de inspección y un sinfín de variables adicionales. 

    Una habitual demanda del cliente, objeto a inspeccionar en mano era, “todo lo que no sea como esto que lo rechace”.

    Era entonces el momento de explicar la importancia de acotar los defectos concretos que debíamos evaluar ya que en función de los mismos se definiría el hardware más pertinente. Del mismo modo era la única manera de garantizar que los defectos indicados se iban a chequear ya que no era posible asegurar la detección de un problema “desconocido”. Si para un humano era en algunos casos muy subjetivo dar una muestra por buena o mala, ¿cómo trasladar esa “responsabilidad” a la máquina? Al equipo de inspección hay que darle instrucciones y referencias concretas. Una comparación por patrón solo es aplicable en ciertas aplicaciones.

    Para ayudar a llevar a buen puerto el proyecto se realizaba un estudio de viabilidad consensuando con el cliente todos los prerrequisitos y objetivos.

    En componentes de automatización, el caso de la visión artificial es uno de los más extremos, pero creo que esa práctica de acordar un objetivo realista y válido para todas las partes es la mejor manera de evitar frustraciones. Sea en una aplicación de sensores, de PLCs o lo que sea.

    Si una vez definidos, como proveedor ves que no se pueden cubrir, es mejor reconocerlo y dar un paso atrás. Esa es la postura más profesional y la que a la larga dará mejores resultados. Los problemas vienen solos, no los busquemos nosotros mismo…

    P.D: El móvil se lo voy a comprar igual para su cumple que es en julio, pero que sufra un poco y de paso que aprenda una lección (hay que negociar bien para llegar a buenos acuerdos).   

    Saludos!!!

  • ¿CÓMO TE PUEDO AYUDAR?

    Envíame un mensaje con las necesidades de tu proyecto e intentaré ayudarte en lo que esté en mi mano.

    Buscar este blog

    Con la tecnología de Blogger.
    UBICACIÓN

    Barcelona, Cataluña, España

    EMAIL

    roberto.barco@eu.panasonic.com

    TELÉFONO

    (Panasonic Industry Iberia, BCN)
    93 504 30 10

    FAX

    (Panasonic Industry Iberia, BCN)
    93 675 58 923